¡Bienvenido a Gente de Astrología-GeA!

Hemos actualizando el sitio para mejorar su experiencia y le resulte más divertida en cada visita que nos haga. Algo fundamental es que hemos migrado toda la información que teníamos en el sistema anterior. Su usuaria/o y contraseña se mantienen así que conectarse no debe ser difícil. Encontrará que los foros y las descargas se encuentran a pleno. Seguimos trabajando para actualizar nuestras publicaciones a un formato actual. Además dispone de unas completas bases de datos con coordenadas de ciudades del mundo y cambios de hora.

Lo más importante del nuevo sistema es que puede acceder a los distintos sitios (además del presente la librería, los cursos y el blog de Silvia Ceres) con un/a única/o usuaria/o. En la parte inferior de la página dispone de enlaces a los demás sitios.

En la actualidad estamos trabajando para ofrecerle a nuestros visitantes la posibilidad de contar con un sistema de cálculo. Ya hemos habilitado la opciones de carta natal, progresiones, revolución solar y tránsitos. Además se dispone de efemérides, calendario lunar (ambos para el mes en curso) y la situación del cielo ahora mismo.

Como siempre estamos trabajando para ofrecerle el mejor sitio del mundo astrológico... esperamos que lo disfrute y muchas gracias por su visita.

Saludos, Adrián Argüelles (Administrador).

   

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Irène Andrieu

El texto forma parte del Capítulo VI, Pág. 159 y ss. del libro “Astrología, clave de las vidas anteriores”. Editorial Sirio. Málaga, 1992.

\"\"          \"\"

En primer lugar hay que comprender que los planetas retrógrados de la carta indican errores de comportamiento, de juicio, acciones perjudiciales para los demás, actitudes mentales que se han vuelto repetitivas en el curso de otras vidas y que son contrarias a la ley cósmica de la evolución. El sujeto afectado por las retrogradaciones se ha obstinado en caminar por esta vía errónea y entre dos vidas, ha decidido trabajar en la corrección de este o aquel punto de su carácter o de su personalidad. Por ello, la retrogradación ha de ser analizada en tres niveles:

_¿Qué ha hecho el individuo en su vida o en sus vidas anteriores para verse afectado hoy por una retrogradación? Dicha retrogradación ¿es ligera (existen trígonos o sextiles y su duración es relativamente corta)? ¿Es punitiva (estén cuadraturas o quincuncios y su duración es relativamente larga)? ¿O es muy coercitiva (múltiples retrogradaciones en la carta, imperativos procedentes de los nodos lunares, disonancias entre planetas retrógrados lentos y rápidos, retrogradación de por vida)?

La naturaleza de los errores repetitivos estará señalada por el planeta correspondiente, que se interpretará siempre en el sentido de haber sido utilizado de una forma disonante en los planos físico, mental e intelectual. La casa en la que está emplazado será considerada como el terreno de la vieja experiencia dominante y el signo informará acerca de la particular coloración psicológica de las personalidades anteriores.

_¿Cómo se manifiesta la retrogradación en la vida actual? El individuo nace con esas tendencias y con frecuencia la expresará en su estado bruto durante su juventud. De esta manera, se dará de bruces contra las reacciones de su entorno, que se mostrará hostil frente a sus manifestaciones físicas, psíquicas o intelectuales. Habrá de entender que no existe una corriente fluida entre él y los demás y que debe cambiar para ser admitido, para poder realizar sus proyectos. Cuanto más pesada sea la carga de la retrogradación, mayores serán los obstáculos se encontrará el sujeto y con más insistencia se pondrá a sí mismo en tela de juicio. Pero el peso kármico de los hábitos adquiridos actúa en sentido inverso, engendrando conflictos y desequilibrios en el seno de la personalidad para que el individuo pierda sus certezas y para que la duda lo conduzca hacia la introspección, la reserva, la prudencia personal.

Antes de que la retrogradación de resultados positivos, habrá por lo tanto una fase más o menos larga en la que será preciso tomar conciencia dolorosamente de la necesidad de transformarse. Será durante este periodo cuando el individuo, desanimado, acuse a los demás de sus propias incapacidades, cuando huya de sus responsabilidades y en un sentido simbólico genere los quincuncios y las sesquicuadraturas que aparecerán en la carta de su próxima existencia. Retroceder, rehusar el combate, inventarse pretextos, dimitir, no sirve de nada si se admite la lógica kármica de que todo recomienza siempre.

_Vendrá entonces la fase evolutiva en la que, habiendo admitido los fallos propios y habiendo constatado los resultados en las relaciones afectivas, sociales, humanas, la persona pide ayuda, se vuelve hacia los demás, entra voluntariamente en un nuevo aprendizaje vital. Si la motivación transformadora es sincera y permanente, se pude considerar desde este instante que el aspecto retrógrado se ha desvanecido, sean cuales sean las indicaciones de las efemérides. A partir de ahora el planeta tendrá un significado armónico y se orientará hacia la evolución psíquica del ser, no de un modo espontáneo, como habría ocurrido si hubiera sido directo y armónico en el nacimiento, pero sí por su propia voluntad. (…)

   

Login  

   

Enlaces Redes  

Comparte Esto

Síguenos

   
   

Visitantes  

6.png8.png3.png7.png7.png5.png0.png
Hoy487
Ayer721
Ultima semana1896
Ultimo mes9126
Desde 04/19976837750

Sus datos de conexión

  • IP: 35.153.135.60
  • Navegador: Unknown
  • Versión:
  • Sistema Operativo: Unknown

En línea Ahora

1
en línea

Miércoles, 17 Julio 2019 14:24
   
© Gente de Astrología-GeA/Abulafia