¡Bienvenido a Gente de Astrología-GeA!

Hemos actualizando el sitio para mejorar su experiencia y le resulte más divertida en cada visita que nos haga. Algo fundamental es que hemos migrado toda la información que teníamos en el sistema anterior. Su usuaria/o y contraseña se mantienen así que conectarse no debe ser difícil. Encontrará que los foros y las descargas se encuentran a pleno. Seguimos trabajando para actualizar nuestras publicaciones a un formato actual. Además dispone de unas completas bases de datos con coordenadas de ciudades del mundo y cambios de hora.

Lo más importante del nuevo sistema es que puede acceder a los distintos sitios (además del presente la librería, los cursos y el blog de Silvia Ceres) con un/a única/o usuaria/o. En la parte inferior de la página dispone de enlaces a los demás sitios.

En la actualidad estamos trabajando para ofrecerle a nuestros visitantes la posibilidad de contar con un sistema de cálculo. Ya hemos habilitado la opciones de carta natal, progresiones, revolución solar y tránsitos. Además se dispone de efemérides, calendario lunar (ambos para el mes en curso) y la situación del cielo ahora mismo.

Como siempre estamos trabajando para ofrecerle el mejor sitio del mundo astrológico... esperamos que lo disfrute y muchas gracias por su visita.

Saludos, Adrián Argüelles (Administrador).

   

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Silvia Ceres. Buenos Aires. (Argentina)

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Breve historia de Saturno - Silvia CeresDesde la antigüedad, el significado de Saturno se implicó con la vida social. En la vieja Roma, cada año entre el 17 y el 23 de diciembre -inicio de Capricornio, el signo zodiacal regido por este planeta- se llevaban adelante las fiestas saturnales.

Muchos autores las describieron como un desborde carnavalesco donde las costumbres se relajaban, permitiendo durante esa semana, situaciones impensables en el resto del año: hombres vestidos de mujer, exceso de embriaguez, etc. Un buen desafío para la historia del pensamiento, es responder cómo ese dios dionisíaco se transformó en el anciano adusto que aún hoy describen los textos astrológicos.

Pero había aún algo mucho más importante desde el punto de vista de la sociedad, que acontecía durante esos días de desenfreno. El amo debía servir a sus esclavos, mientras éstos hacían el papel de aquel. De manera que el exceso de crueldad que pudiese desplegar el amo durante todo el año, era "vengado" durante esa semana. Pero a su vez, a los esclavos poco les convenía ejercer un poder desaforado, dado que terminadas las fiestas saturnales, volvían a su lugar de sometimiento.

Vale preguntarse, cuánto cambiaría la dinámica social en la actualidad, si por una semana los gobernantes vivieran la situación de sus gobernados y viceversa. Es necesario reconocer que las fiestas saturnales, eran una manera ingeniosa de regular las relaciones humanas; sin duda más eficaz que el imponer una serie de leyes para cumplir, ya que como recuerda el dicho popular "hecha la ley, hecha la trampa".

Para los babilonios y los sumerios, era el planeta del derecho y la justicia y con ese significado arribó a la Roma primitiva. Ya en Roma, la leyenda agrega que fue quien unió a los hombres que llevaban una vida salvaje y dispersa y los convenció de las bondades de la vida gregaria. Aquí nuevamente puede señalarse su relación con lo social, a la vez que reflexionar sobre su función como último planeta del sistema conocido que reúne y contiene a los demás, formando un conjunto armónico llamado sistema solar. La paradoja del límite -significado tradicional de Saturno- es su dualidad, en tanto delimita un afuera necesario para contener un adentro; lo que es cóncavo hacia un lado es convexo hacia el otro.

En este período tomó visos solares de vitalidad y fecundación, de continuación de las estaciones, de regularidad en los ciclos; así, poco a poco, adquirió el perfil del dios que enseñó a los hombres la agricultura. Bajo su reinado de paz, la humanidad disfrutó de la abundancia de los alimentos, los campesinos realizaron sus labores sin conflictos, careciendo de avidez por tomar lo del vecino, compartiendo tareas y beneficios.

La narración de la "edad de oro", signada por los ciclos naturales de siembra y recolección de las cosechas, se cruzó con la tradición helénica. En un proceso sincrético, Saturno y Cronos comenzaron a fundirse y el dios de los ciclos de la naturaleza comenzó a transformarse en el dios del tiempo. Tiempo que sesga y devora, como Cronos cuando castró a Urano y se comió a sus hijos, es decir, a sus creaciones.

La hoz, símbolo del universo agrario se convirtió en la guadaña que porta la muerte y Saturno pasó de segar las mieses a segar las vidas humanas.

Pero no sólo el mito griego cambió la simbología del planeta, tornándolo cada vez más frío, cruel, mezquino y distante. A ello también contribuyó una asociación de sentido, relacionada con su ciclo. Para recorrer los doce signos zodiacales tarda 28 años y medio, con una permanencia aproximada de dos años y medio en cada signo, cifra que lo emparenta con la Luna, cuyo desplazamiento zodiacal es similar, sólo que cambiando años por días: la revolución lunar es de 28 días y fracción con una permanencia de dos días y medio en cada signo.

Mientras la Luna parece representar la vida en su cambio perpetuo, Saturno, por el contrario, cristaliza, inmoviliza y recuerda la quietud de la muerte. La Luna -como símbolo de la nutrición- se compromete con el crecimiento de los seres vivos, Saturno con los procesos de desapego y senectud.

Pero algo más añadirá rasgos hasta convertirlo en el "maléfico mayor" como lo denominaron los astrólogos antiguos, y este algo más está referido a la ubicación de los signos que rige en el zodíaco: Capricornio y Acuario. El primero se opone a Cáncer y el segundo a Leo, regidos por la Luna y el Sol, respectivamente. Así, Saturno queda enfrentado a la vida -Sol- y al crecimiento -Luna-, reforzando las significaciones referidas a la vejez, el achicamiento, la constricción. Conviene recordar que la teoría astrológica fue pensada desde y para el hemisferio norte, donde los meses correspondientes a Capricornio y Acuario coinciden con el invierno, el período en el cual la naturaleza se repliega, frente a un clima frío y hostil.

   

Login  

   

Enlaces Redes  

Comparte Esto

Síguenos

   
   

Visitantes  

6.png8.png7.png9.png5.png3.png3.png
Hoy520
Ayer625
Ultima semana1828
Ultimo mes11398
Desde 04/19976879533

Sus datos de conexión

  • IP: 34.226.234.20
  • Navegador: Unknown
  • Versión:
  • Sistema Operativo: Unknown

En línea Ahora

4
en línea

Miércoles, 18 Septiembre 2019 18:44
   
© Gente de Astrología-GeA/Abulafia