¡Bienvenido a Gente de Astrología-GeA!

Hemos actualizando el sitio para mejorar su experiencia y le resulte más divertida en cada visita que nos haga. Algo fundamental es que hemos migrado toda la información que teníamos en el sistema anterior. Su usuaria/o y contraseña se mantienen así que conectarse no debe ser difícil. Encontrará que los foros y las descargas se encuentran a pleno. Seguimos trabajando para actualizar nuestras publicaciones a un formato actual. Además dispone de unas completas bases de datos con coordenadas de ciudades del mundo y cambios de hora.

Lo más importante del nuevo sistema es que puede acceder a los distintos sitios (además del presente la librería, los cursos y el blog de Silvia Ceres) con un/a única/o usuaria/o. En la parte inferior de la página dispone de enlaces a los demás sitios.

En la actualidad estamos trabajando para ofrecerle a nuestros visitantes la posibilidad de contar con un sistema de cálculo. Ya hemos habilitado la opciones de carta natal, progresiones, revolución solar y tránsitos. Además se dispone de efemérides, calendario lunar (ambos para el mes en curso) y la situación del cielo ahora mismo.

Como siempre estamos trabajando para ofrecerle el mejor sitio del mundo astrológico... esperamos que lo disfrute y muchas gracias por su visita.

Saludos, Adrián Argüelles (Administrador).

   
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Por Jose Maria Gomes Neto
www.oficinadeastrologia.com

Nota de los editores: debido a que desde mediados de julio, Marte transita por Géminis, nos pareció pertinente ofrecer la mirada del autor sobre las características del signo.

Del 20 de mayo al 21 de junio el Sol transita por Géminis: signo de aire, mutable.
Pólenes de primavera, puente entre las estaciones.
La naturaleza geminiana y el devaneo poético
El cielo de Géminis en el hemisferio norte siempre anuncia el verano.
Estuve en Italia, en junio de 2007, y de pasaje por Orte, como siempre hago en los lugares que visito, no podía dejar de saludar al Sol al amanecer.
La brumosa vista bucólica de lo alto del valle producía la sensación de un tiempo subjetivo de memorias ancestrales, que tonalizaba el paisaje de los campos -de apariencia aún medieval- con la tenue luz de una acuarela natural. El silencio fue siendo quebrado por las notas del canto de los gorriones, que se diseminaban por los pocos árboles de alrededor: canto de pena. Un pío aquí, otro allí, como las gotas de rocío que se disuelven en la alegría del amanecer. Y luego como si despertasen unos a otros, una especie de orgía estridente y contagiosa, los trinos fueron creando algazara, balanceando las copas de los árboles, y volando en bandada de un árbol a otro, en un diálogo que anunciaba la inminente llegada del Sol.

A través de los pájaros revoloteando, los árboles conversaban entre si, en una especie de lenguaje misterioso, pero que era secreto, místico, sagrado, no tengo la menor duda. Lo que yo mismo quería saber era lo que estaban hablando...

Tal es la naturaleza geminina:

Su glifo es el número dos romano, que representa su función multiplicadora. Todo que pasa por Géminis se disemina. \"Si tengo una información, y tu tienes otra, cuando intercambiamos, cada uno queda con dos\".

A veces, de forma bien didáctica, podemos hacer una analogía entre ese signo y las mariposas, que posan de flor en flor polenizando el jardín. Las mariposas nacieron para ser libres y no quedarse por mucho tiempo en ningún lugar. Para expresarse en la levedad de los múltiples colores y formas como si, a través de ellas, las flores pudiesen amarse entre si, desprendiéndose del tallo, dejando sus raíces para esparcirse por el campo.

Tan efímera es su existencia, que un poeta extrajo, de ahí, su inspiración para conectar la mariposa con la idea de la felicidad:

\"La felicidad es como una linda mariposa.
Si se corre detrás, ella corre.
Corre más rápido aún.
Si se atrapa, ella muere.\" (Ratisbone)

Géminis puede también ser asociado a los pica-flores o colibríes. Tiene la elegancia de un vuelo leve y ligero y nunca se ata a nada. ¿Alguna vio un colibrí comiendo migajas por el suelo? Y mucho menos sobrevive en cautiverio. Son un símbolo de libertad.

Hechos de aire, son el elemento de cambio. A veces volátiles, otras veces volubles, pues el mismo aire que uno respira, respira el otro también. A través del aire somos Uno, estamos en contacto, en comunicación, en constante intercambio, ligados en nuestra unicidad. Y así se encuentran en todos los lugares, y en ninguno al mismo tiempo. De tan desprendidos llegan a ser displicentes, hasta a veces consigo mismo, pues siempre hay un asunto nuevo, un nuevo interés, alguna curiosidad. Así como una pequeña abeja es capaz de encontrar una única flor en la campiña, en un radio de algunos kilómetros, para extraerle el néctar, sigue Géminis en busca de la particularidad de la belleza de cada uno, y realza lo que cada uno tiene de más bello.

Pero del modo que llegan, también se van, así como las flores jóvenes dan lugar a la maduras, Géminis cumple con su misión, como las luciérnagas, que en una mirada traen las estrellas del cielo a la tierra, sólo para recordar nuestra naturaleza estelar. Somos polvo de estrellas... ¡nacimos TODOS para brillar, juntos! Solidarizar, dar a luz el Sol propio. Centellas de conciencia, flashes de rara lucidez.

Géminis está representado en la iconografía medieval por un niño y una niña, lo que justifica en algunas tradiciones que tenga la regencia esotérica de Venus. Hermes y Afrodita se combinan en la naturaleza de ese signo y se funden en las múltiples destrezas: la escrita, la pintura, la oratoria, la inteligencia creativa, la apertura para ser eternos aprendices del oficio de ser humano.
   

Login  

   

Enlaces Redes  

Comparte Esto

Síguenos

   
   

Visitantes  

6.png8.png4.png1.png4.png7.png4.png
Hoy259
Ayer679
Ultima semana938
Ultimo mes12850
Desde 04/19976841474

Sus datos de conexión

  • IP: 54.172.234.236
  • Navegador: Unknown
  • Versión:
  • Sistema Operativo: Unknown

En línea Ahora

1
en línea

Martes, 23 Julio 2019 10:33
   
© Gente de Astrología-GeA/Abulafia