¡Bienvenido a Gente de Astrología-GeA!

Hemos actualizando el sitio para mejorar su experiencia y le resulte más divertida en cada visita que nos haga. Algo fundamental es que hemos migrado toda la información que teníamos en el sistema anterior. Su usuaria/o y contraseña se mantienen así que conectarse no debe ser difícil. Encontrará que los foros y las descargas se encuentran a pleno. Seguimos trabajando para actualizar nuestras publicaciones a un formato actual. Además dispone de unas completas bases de datos con coordenadas de ciudades del mundo y cambios de hora.

Lo más importante del nuevo sistema es que puede acceder a los distintos sitios (además del presente la librería, los cursos y el blog de Silvia Ceres) con un/a única/o usuaria/o. En la parte inferior de la página dispone de enlaces a los demás sitios.

En la actualidad estamos trabajando para ofrecerle a nuestros visitantes la posibilidad de contar con un sistema de cálculo. Ya hemos habilitado la opciones de carta natal, progresiones, revolución solar y tránsitos. Además se dispone de efemérides, calendario lunar (ambos para el mes en curso) y la situación del cielo ahora mismo.

Como siempre estamos trabajando para ofrecerle el mejor sitio del mundo astrológico... esperamos que lo disfrute y muchas gracias por su visita.

Saludos, Adrián Argüelles (Administrador).

   

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Helena Martin

Artículo publicado por Cyclos. Noviembre/diciembre 1993.

Según la mitología griega Caos es el dios del cielo, y simboliza la energía sin forma de que está compuesto el universo. Caos no posee materialidad, no puede definirse ni percibirse y, sin embargo, está presente en todas las cosas. Caos estaba desde el principio, antes del tiempo, del espacio y de la creación, pues él es en parte el principio de todo lo que conocemos. Durante la mayor parte de su existencia reinó solo y, por tanto, la energía libre dominaba el cosmos.

Pero llegó un momento en que apareció Gea, diosa de la tierra y Caos decidió unirse a ella. La energía y la materia se fundieron y toda la creación es fruto de ese vínculo. Sin embargo, eran dos esencias antagónicas, de modo que para que lo creado permaneciera, creciera y evolucionara, tuvieron hijos, cuya naturaleza era una combinación de algunos elementos de ambos y cuyos atributos permitirían una mejor adaptación al nuevo medio ambiente.

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado

David Bustamante Segovia. Bogotá (Colombia)

astrologiaracionalisima.blogspot.com

Lo que se entrega vulgarizado a la multitud, merece cualquier nombre, menos el de astrología. Dr. Adolfo Weiss (1888-1956).

Introducción

La astrología se originó en Mesopotamia hacia el 6.000 a. C. y pasó por las manos de babilonios y caldeos, griegos y romanos, cristianos y renacentistas. Aunque muchos fueron los pueblos que adaptaron una gran variedad de técnicas, nunca dejó de tener, no obstante, una base de fundamento científico y su ejercicio siempre dependió del más amplio conocimiento a la mayor profundidad posible. Desde un breve tiempo luego de la segunda Revolución Industrial (1914), sin embargo, no solo la astrología sino también otras disciplinas comenzaron a desnaturalizarse: la lógica de la producción en masa de la sociedad capitalista dio origen a la política de consumo que haría de todo un producto comerciable (la descomposición de las cosas es un síntoma característico de la producción masiva). Bajo este contexto histórico, el empresario y teósofo británico Alan Leo (1860-1917) contribuyó (¿bienintencionadamente?) al desprestigio de la disciplina. Con el fin o pretexto de hacerla más sencilla de entender para el alumno, la simplificó hasta tal punto que la redujo a un recetario difícilmente astrológico (e inviable o inútil en términos pedagógicos).

Cuando alguien nos pregunta cuál es nuestro signo, nos está preguntando sola y únicamente por la posición del Sol en el momento del nacimiento, es decir, por una ínfima parte de nuestro Mapa Natal. ¿Cuántas personas tienen su Sol en Aries o en Géminis o en Piscis? ¿Dos tercios de la población mundial? ¿Aplicaríamos las características de un signo a todos por igual? La astrología, en ese caso, no sería nada más que la relatividad de un capricho carente de ejemplo práctico (fuera de contexto).

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

AFECTO 2OOO

Ismael Gil. Barcelona. España.

ismaelg @ sabadell.org

N. de E.: Creemos que el artículo -editado en la revista Cyclos (verano 2000)- no perdió vigencia. Si bien el autor se refiere al pasado triple tránsito de Saturno, Urano y Neptuno por Capricornio, el recorrido de Plutón ahora por el mismo sector, mantiene la actualidad del análisis.

Desde la década de los 80 asistimos a una vertiginosa transformación de la dinámica social y, consecuentemente, de los modelos básicos que la configuran: familia, pareja y relaciones personales en su máxima expresión y extensión. Los modelos tradicionales se han ido derrumbado sin solución de continuidad, transformándose y evolucionado, en el mejor de los casos, hasta unos límites sin precedentes.

Está escrito que las ideologías han muerto, pero también es evidente que las "estructuras de amparo" que nos abrigaban, si no han muerto, sí parece que están agonizando y es claro que ya no tienen nada que ver con el modelo clásico de hace unas décadas. Ante esta imparable realidad, el individuo se ve obligado a revisar su escala de valores, su concepto de seguridad, sus niveles relacionales y, en suma, su posición en esta cambiante sociedad que le obliga a elaborar un nuevo modelo de ser y estar: hemos pasado de una sociedad de familias a una sociedad de individuos y este cambio, lejos de ser un fenómeno simplemente curioso, redimensiona el nuevo marco social.

 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

http://www.astronomia-iniciacion.com/mujeres-astronomas/mujeres-astronomas.html

No podríamos pensar en la astronomía moderna sin el enorme trabajo de todas esas mujeres que, con su esfuerzo, dedicación y amor a la ciencia, nos han dejado su legado. Todas esas mujeres que, desde distintos países del mundo, han contribuido al progreso de la astronomía, la mayoría de ellas olvidadas por la historia. La presencia de las mujeres en la astronomía cuenta con 4000 años de antigüedad.

La suma sacerdotisa En'Heduana creó los primeros calendarios conocidos. Vivió en Babilonia 2300 años a. C.

Aglaonike (s. II. a. C.) vivió en la Grecia antigua y predecía los eclipses.

En Alejandría, Hipatia (s. IV), fue una gran filósofa, matemática y astrónoma. Algunos le atribuyen la invención del astrolabio, tres tratados de geometría y álgebra, cartas del cielo y un planisferio. Murió degollada.

Se desconoce si hubo mujeres astrónomas durante la Edad Media. Sólo se conoce a una española musulmana, de la época del Califato de Córdoba, llamada Fátima de Madrid. Su padre era astrónomo también y ella lo ayudaba. Escribió muchos trabajos de astronomía, llamados Correcciones de Fátima. Una obra suya, llamada Tratado del astrolabio, se conserva en la Biblioteca del Monasterio de El Escorial.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Mercé Adrové.

Editada por Cyclos (Informativo de la Asociación de Astrología de Catalunya), Nº 7 (primavera/verano 1995).

La Astrología es un sistema de símbolos, un gráfico simbólico de la realidad...un mandala. Cada símbolo del sistema -signo, planeta, aspecto, casa- posee un significado en sí mismo y también en relación con los demás. Un completo entramado de interrelaciones y conexiones que es posible interpretar: se trata de acceder al lenguaje secreto de los símbolos.

Un mandala es un principio estructural metafísico. Cada carta natal es el mandala de una vida individual inscrita en su entorno -lo social, el mundo- y ello nos conduce directamente a un proceso de individuación. Es una fórmula particularmente asumible de integrar el propio potencial. Es el camino hacia ser uno Mismo. Es realizarse como un Todo coherente en acción.

Respecto a los signos del Zodiaco, resulta interesante subrayar que sus cualidades operan en un ritmo bipolar, generando un flujo constante y dinámico de energía, por lo cual deberán ser siempre expresados por números pares, permitiendo así la reconciliación de los opuestos complementarios, y alcanzando de ese modo una visión más sintética y holística de cada uno de los seis ejes del Zodiaco (sus doce signos tradicionales). Por ejemplo, el tercer eje (Géminis-Sagitario), eje del Pensamiento: ¿se definiría como concreto, lógico, racional (Géminis)? ¿o bien como abstracto e intuitivo (Sagitario?) Desde luego, ambas cualidades polares, deberían ser asimiladas e incluidas, es decir, armonizadas e integradas para lograr desplegar el potencial mental de forma eficiente y creativa.

   

Login  

   

Enlaces Redes  

Comparte Esto

Síguenos

   
   

Visitantes  

6.png3.png7.png8.png4.png4.png8.png
Hoy535
Ayer456
Ultima semana1549
Ultimo mes13756
Desde 04/19976378448

Sus datos de conexión

  • IP: 54.81.127.81
  • Navegador: Unknown
  • Versión:
  • Sistema Operativo: Unknown

En línea Ahora

4
en línea

Miércoles, 28 Junio 2017 23:16
   
© Gente de Astrología-GeA/Abulafia